3

requiem

Los hechos que puede ocurrirle a un hombre,
desde el instante de su nacimiento hasta el de su muerte,
podrían haber sido prefijados.
Así, toda negligencia es deliberada,
todo casual encuentro una cita,
toda humillación una penitencia,
todo fracaso una misteriosa victoria,
toda muerte un suicidio.
No hay consuelo más hábil que el pensamiento
de que hemos elegido nuestras desdichas.

3 ~comentario|s|~:

cocorocker a dit…

Excelente texto locura.Un beso grande!

maati-esquivel a dit…

Muy INTERESANTE esa entrada, un besito mari.

Bris! a dit…

Qué triste esta entrada. Prefiero pensar que nosotros somos responsables de todas nuestras acciones y decisiones. Te dejo un beso tocaya! cuidate